CARMEN MCRAE

6 de septiembre de 2018 § Deja un comentario

MI0002022462

Carmen McRae always had a nice voice (if not on the impossible level of an Ella Fitzgerald or Sarah Vaughan) but it was her behind-the-beat phrasing and ironic interpretations of lyrics that made her most memorable. She studied piano early on and had her first important job singing with Benny Carter‘s big band (1944), but it would be another decade before her career had really gained much momentum. McRae married and divorced Kenny Clarke in the ’40s, worked with Count Basie (briefly) and Mercer Ellington (1946-1947), and became the intermission singer and pianist at several New York clubs. In 1954 she began to record as a leader’ and by then she had absorbed the influences of Billie Holidayand bebop into her own style. McRae would record pretty steadily up to 1989 and, although her voice was higher in the ’50s and her phrasing would be even more laid-back in later years, her general style and approach did not change much through the decades. Championed in the ’50s by Ralph GleasonMcRae was fairly popular throughout her career. Among her most interesting recording projects were participating in Dave Brubeck‘s the Real Ambassadors with Louis Armstrong, cutting an album of live duets with Betty Carter, being accompanied by Dave Brubeck and George Shearing, and closing her career with brilliant tributes to Thelonious Monk and Sarah VaughanCarmen McRae, who refused to quit smoking, was forced to retire in 1991 due to emphysema. She recorded for many labels including Bethlehem, Decca (1954-1958), Kapp, Columbia, Mainstream, Focus, Atlantic (1967-1970), Black Lion, Groove Merchant, Catalyst, Blue Note, Buddah, Concord, and Novus.

Anuncios

ELJAZZQUENOSUNE.COM

6 de septiembre de 2018 § Deja un comentario

:::

Según JazzCorner News el fenómeno “son mediterráneo” iluminará la noche neoyorquina. Ximo Tébar en el Small Jazz Club 24J 2018

10 de mayo de 2018 § Deja un comentario

Para resolver la derivada, otra vez cumplimos con el tópico de no ser profeta en su tierra y no por que le falten fundamentos, más bien por q le sobran admiradores envidiosos o frustrados chafandines en los coros culturales de la política local. Palau de la Música de Valencia > Festival de Jazz 2018 > programar es fácil con talentos así, con estrellas siempre en Tour, siempre deleitando a públicos entregados alrededor de España, en los mejores Festivales https://ximotebar.net/2016/09/10/ximo-tebar-jazz-soleo-band-en-gira-the-new-son-mediterraneo/

Este año no debería faltar el más grande de los guitarristas de JAZZ en España y referente internacional por su contribución al estilo de fusion con su Son Mediterráneo, 25 años de defensa a ultranza de la magia del sentir jazz-flamenco-mediterráneo con notas de blues y guiños de arabesco español. Emocionante discurso siempre bien fundamentado con la maestría de otros líderes entonados en esta materia musical… la teclas de Ridl, el bajo de Benitez y la bateria de Edwards… juntos elevan a Tebar hasta la cima de su representatividad para entregarle en bandeja el título de “Jazz Marca España”.

Ahora su arte se sirve en el templo del jazz mundial New York 24Junio en el Smalls Jazz Club… disfrutemos de lo nuestro aunque sea “al otro lado”. Suerte maestro!

SMALLS-JAZZ-CLUB-ADRESS
XIMO-TEBAR-SMALLS-JAZZ-CLUB-NEW-YORK-MAY-2018

SMALLS-JAZZ-CLUB-INFO

New York Rendez-Vous (JMS Records 1996)

24 de marzo de 2018 § Deja un comentario

Violinista francés fusionista del Jazz… amigo de la improvisación y referente de su instrumento. Virtuoso y pivote sobre quien cataliza una tendencia anclada en el discurso casi académico de Stéphane Grappelli. Una nueva LUZ en la escasa presencia del violín en terreno jazz. Nos dejó hace unos meses (18F2108) y no puedo más q rendir mi sincero homenaje compartiendo sus grabaciones y mi verbo simple comparado con la profundidad de su magia.

Desde la época iniciática de la FUSION fue un elemento a valorar por su aportación diferencial y la aceptación de músicos de primera fila como Dave Holland, Peter Erskine, Wayne Shorter, Mike Stern y compatriotas de la talla de Alain Caron, Bireli Lagrene, Stéphane Guillaume, Philip Catherine, Christian Escoudé, Martial Solal o el gran Michel Petrucciani.

Aunque proveniente de una educación musical inicialmente clásica, a los 16 años pasó a estudiar en la Escuela Normal de Música de París descubriendo otras músicas e introduciéndose en el campo de la improvisación libre. Tras haber escuchado al virtuoso Jean-Luc Ponty se introdujo en el uso del violín amplificado y en 1974 se integra en el grupo de jazz-rock Magma, a pesar de tener que perder por ello una plaza en el Conservatorio Superior de Música y Danza de París, con los que tocará hasta 1978. Posteriormente tocó en la banda de fusión de Christian Vander y Jannick Top.

A los 21 años es descubierto por Stéphane Grappelli y se sumerge en el mundo del jazz (también influenciado por la dedicación a este de su hermano, con el que también tocará). A través de numerosos conciertos en diferentes festivales de Jazz como el de Festival de Jazz de Montreux (actúa en 1975 y 1978), Castellet (1976), Antibes o el de Festival de Donaueschingen (1978), se le empieza a conocer internacionalmente, tanto por sus apariciones dentro del grupo de jazz/rock fusión Surya como por sus colaboraciones individuales, por ejemplo con el propio Stéphane Grappelli.

En 1979, el mismo que publica su primer disco individual (New World), da un concierto con Wolfgang Dauner en memoria de Zbigniew Seifert, que le influirá notablemente. En la década de 1980 se prodigó más y más en los festivales de jazz internacionales, como el Jazz Yatra de Bombay o el Festival de Jazz de Newport.

En 1985 se desplazó a Nueva York, donde residió varios años y trabajó con multitud de músicos de prestigio como Miles Davis, Herbie Hancock, Billy Cobham, Dave Brubeck, Michel Petrucciani o Mike Stern, entre otros.

En 1989 llama a unirse a él en París al batería español Ángel Celada, con el que colaborará durante varios años.

Tras haber tomado parte en más de 3000 conciertos y con más de 30 álbumes propios, los últimos años se dedicó a la composición. Por ejemplo: el concierto Les Mouettes para violín , la ópera de jazz Diario d’un usager de l’Espace II, un concierto para violín de Maxim Vengerov, la ópera Libertad, y diferentes conciertos más para violín e incluso para piano.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Violinist Didier Lockwood tackled a formidable task by dedicating an entire CD to the legendary violinist Stephane Grappelli, who died just shy of his 90th birthday in December, 1997. Although Grappelli’s influence on his playing is obvious at times, he is no carbon copy. He generally has a darker tone and doesn’t use nearly as many up-tempo runs. With two brilliant partners, bassist Niels Pedersen (who worked with Grappelli on a few dates) and guitarist Birelli Lagrene, Lockwood does a credible job. The opener is an obscure Grappelli original, “Les Valseuses,” a gentle swinger that opens with Lockwood playing pizzicato, not something one immediately associates with Grappelli. The leader contributed two originals, the easygoing “Barbizon Blues” and a light samba, “The Kid.” His high-pitched opening to “Someday My Prince Will Come” is more reminiscent of Jean-Luc Ponty in the early ’70s, while “Beautiful Love” features the intricate interplay of the trio. Sonny Rollins’ “Pent-Up House” was a favortie of Grappelli’s, and this lively bop vehicle features brilliant solos by Pedersen and Lagrene as well as the leader. Lockwood captures the spirit of Grappelli beautifully in his rendition of “My One and Only Love” while retaining his own sound. There’s also material dating from the beginning of Grappelli’s career that he continued to play to the end of his life. The sensual ballad “Nuages,” the plucky “Minor Swing,” and the somewhat dark “Tears” all come from the period of the Quintet of the Hot Club of France, which he co-led with the equally brilliant guitarist Django Reinhardt. This recording will also hold up well when compared to the late violin master’s own versions.

Didier grapelli

 

Cuéntale a la luna… mi querido Alain Pérez

28 de diciembre de 2017 § Deja un comentario

Auténtico fervor el q me produce la escucha de este arte de Alain…

SPIRAL cierra el VII festival internacional de jazz contemporáneo del jimmy glass 2017

26 de noviembre de 2017 § Deja un comentario

Jimmy Glass 2017 Fest

Chevi Martínez es programador de jazz y regenta el club valenciano Jimmy Glass, templo de este bendito género musical y uno de los spots en europa con mayor densidad de notas improvisadas y octavas deambulantes para el goce de escuchantes, paseantes y curios@s de la noche levantina. Un placer para los sentidos, una experiencia inquietante para vecinos del Barrio del Carmen y explosión de creatividad en la selección y orden de formaciones y solistas de vanguardia. Te felicito Chevi, claro está, y lo hago una vez más con mi arma preferida: un temazo de primer orden, una composición de John Scofield… y a ver si te atreves a subirlo a tu escenario, después ya me ocuparé yo de q toque bonito 😉

Será interesante escuchar y ver un ejemplo de lo dicho… os dejaré con una versión del trío q cerró el Fest, I M P R E S I O N A N T E

Spiral

 

 

Audio Pasión es JuanA González y un buen brandy… escucha!

12 de noviembre de 2017 § Deja un comentario

“… los dispositivos y componentes digitales nos sirven para calentar el equipo”. Con estas palabras me lo dijo todo el amigo JuanA, todo sobre su parecer acerca de la solución ideal para reproducir cualquier tipo de música (si es clásica o jazz, mejor).

 

Es un ser especial alguien q recorre 1000Km en una furgoneta alquilada para recoger y transportar miles de vinilos pertenecientes a una colección y los carga a ciegas, todos (ya los revisaré tranquilamente en casa, pensó el bueno de JuanA) habiendo pagado una cantidad importante por el conjunto aunque fue buen negocio si la valoración fuese por piezas individuales… otra vez hablamos de música clásica y de jazz. Que locura, q pasión esto del coleccionismo… esto de la música analógica, de los platos de verdad, de las cápsulas y las agujas de verdad, de las válvulas y de los transductores de referencia. Vaya mundo apasionante… y lo bien q suena!!!

Un buen amigo en común me avisó del acontecimiento: una tienda nueva de “equiparros” como dice mi querido Amadeo, el High End de primera línea y muy cerca de mi residencia en la Sant Esperit Jazz Chapelle (mi particular templo para la escucha). Con una simple llamada telefónica quedó resuelto el asunto, en un par de horas quedamos en el showroom de Audio Pasión en Almassora_Castellón de la Plana. Buen trabajo de interiorismo de salas de audición y maridaje ideal entre una discoteca gigante y un despacho acogedor. Lo has “bordao” en tres campos a la vez, se te ven las maneras JuanA Gonzalez… y q sabes mucho de la ciencia y el arte de los discos de acetato y de cómo utilizarlos, es evidente. Creo q también montas en moto… y tb, claro está, es moto de culto. Eres bueno Bro!

Bien q lo nuestro es de la música y de escucharla bien. Para un test infalible me gusta acompañarme siempre de mis propias grabaciones que conozco bien y q suponen una prueba exigente (la más exigente) a la lectura, proceso y salida de los ecos y octavas contenidos en el bendito plástico. Una vez más “Manteca” de Dizzy Gillespie en directo en Montreaux y de Pablo Records marcó la fiesta de graves contenidos, generosos y poderosos, un concierto de cuerda, cuero y metal precioso q me dejó saciado como de una realidad del “directo”… pero del directo en estado puro (y duro, aquello no tenía límite). El trabajo de sala es sensacional). Otro viaje fue al stereo sesentero de Command Records y su “provocative percussion” q en esta ocasión fue sorpresa para el anfitrión… una barbaridad casi científica, estudienlo!

JuanA me tenía reservada una pieza de Belafonte, una grabación ejemplar y en directo llena de matices q me trastocó los mimbres de mi concepción de una atmósfera de sala convencional. Esto es otra cosa! se lo aseguro! Hay q vivirlo, no se puede más q señalar. Es toda una experiencia de escucha analógica de cátedra. Así se debería enseñar esta disciplina a los amantes del sonido “superior”

 

 

 

Acabamos paseando por los favores sinfónicos de “seven wonders” de Fleetwood Mac. Esto fue ya apabullante, una escena sonora 360 y presencia de voces sin ocultaciones, sin duda un trabajo q ejecuta a la perfección  la combinación modélica de giradiscos, brazo y cápsula KUZMA, de nuevo una elección muy acertada. Valga el momento para felicitar a este gigante del diseño de equipos personalizados High End por su selección de marcas… y lo q seguro nos tiene preparado para un futuro cercano de lo más analógico. Os dejo detalles de la inauguración en un artículo de Miguel Castro

Para mi como enamorado del jazz, del vinilo y de una buena escucha (bien acompañado) ha sido una experiencia inolvidable y desde aquí os invito a visitar este nuevo templo del audio en España. Bienvenido Audio Pasion!

Juanjo Carbonell #eljazzquenosune

 

A %d blogueros les gusta esto: