El Teatro Pereyra en IBIZA… acoge la magia del Son Mediterráneo de Ximo Tébar

11 de septiembre de 2017 § 2 comentarios

Ximo Tébar sorprendió con su presencia al incondicional y exigente público de este famoso local de la noche ibicenca. Tras su concierto en el Eivissa Jazz Festival 2017 la Banda de Tébar, al completo, visitó Pereyra sin otro ánimo q tomar unas copas y cerrar la Gira con un “añadido” de alegría! NO PUDO PASAR DESAPERCIBIDO!!!

 

Ximo Tébar… año 50 d. C. Aquí el Emperador del Son Mediterráneo.

26 de agosto de 2017 § 1 comentario

Ximo Tébar… año 50 d. C. El Emperador del Son Mediterráneo Ximo Tébar compone, toca la guitarra y, a veces ronronea y curiosamente hace ya 25 años grabó para Warner y junto a Joan Améric, su compañero de escenario en Sagunt a Escena, un disco referencial en el panorama de la música de fusión, “Son Mediterráneo”, aquello sonaba diferente.

IMG_8956

No sabemos bien, aunque si sonamos bien! comentaba el maestro Tébar entre bambalinas, ahora celebramos que sonase así, tan especial, preámbulo de lo que ha sido tendencia y por aquel entonces únicamente fue una intuición. Qué maravilla pensé, además, tenía sabor como a Bossa Nova por la templada voz de Sole Giménez y el jueves, la noche saguntina y muy “romana”, por la cadencia personalísima de Nacho Mañó… también “Presunto” como lo era Sole, aunque flagrante diría yo, por su siempre elegante presencia escénica.

Y ahora, a sonar mediterráneo “SON MEDITERRÁNEO” con esta auténtica banda “Soleo” Ximo Tebar presentó en Sagunt a Escena un espectáculo mágico y virtuoso junto al saber cubano frente a las teclas, Luis Guerra, poco menos que el alma en blanco y negro de Joan Manuel Serrat, otro mediterráneo confeso que siempre, y tanto, nos tiene que contar. Bajo y batería, Víctor y Vicente, Merlo y Climent, todo esto, que no es poco, condimentado con la ilusión generosa de Will Martz que lo toca todo y nos llega fácil… serán los genes!

Quieren que les liste el repertorio de esta guitarra valenciana, muy internacional, la que más! Ximo ha punteado “amb els seus dits” en los Festivales de Jazz más prestigiosos del mundo… para que citarlos, son casi todos! Y ha bebido de tantas fuentes que su genio queda patente… supo tomar lo bueno de cada uno y crear su sonido característico, su sonar mediterráneo. Estuvo con Jonny Griffin, con Benny Golson, con Lovano, con Harrell, Tete Montoliu, Lou Bennett, Donaldson, Joey DeFrancesco y tantos otros… ha sido una carrera de estrellas… q ha dado paso a un “gran jefe” de este sonido de fusión del jazz, con el flamenco, con el folklore popular y con la magia vehemente de este musicazo que nos representa, que éste si que es marca Comunidad Valenciana.

Poco más… acudan a sus directos que esto no se puede contar con el verbo, esto es de sonar. Eso sí, llegó un “momento” en el concierto en el que con unos sorprendentes arreglos del “Take Five” Ximo recordó a las víctimas del terrorismo. Un “momento” en el que el público hipnotizado iluminó el gran teatro romano de Sagunto convirtiéndolo en un cielo estrellado mágico y sustituyó aquellos mecheros de antaño por sus nuevos smartphones con linterna al son de los acordes que el joven Will Martz interpretaba a modo de solemne introducción y sobre la composición de Ennio Morricone “Deborah’s Theme”. Un bello retablo luminoso y evocador, un abrazo a las culturas desde este infalible vehículo de comunicación que es la música, nuestra música del mar.

Son Mediterráneo igual a Ximo Tébar… que la música sea capaz de abrazarnos, al menos, en noches como ésta. Como colofón, otra indumentaria y se cierra la velada con “Llavis de Sal” … un final de camino desde la muralla saguntina, un auténtico lujo estival.

Que no pare la música!

Juanjo Carbonell_Consultor Independiente de Comunicación VISUAL, Promotor Cultural y Presidente del Valencia Jazz Club.

21124272_10214061355026243_1352889203_n

 

FOTO JAZZ

4 de febrero de 2017 § Deja un comentario

El fenómeno del jazz nace en Nueva Orleans y en un principio era interpretado por músicos sin educación musical que tocaban en bandas de marchas. La música era una parte muy importante dentro de la ciudad de Nueva Orleans por lo menos desde 1890.
Una fecha simbólica del nacimiento del jazz podría ser la de 1895, año en el que el cornetista Buddy Bolden formó su banda. El jazz iría avanzando poco a poco, evolucionando y transformándose pero el proceso fue muy lento.

En 1920 se haría la primera grabación de un blues por Mamie Smith y en ese momento el blues se convertiría en el nuevo concepto del jazz. Con el paso de los años irían apareciendo grupos importantes formados por los músicos más representativos del jazz. En 1923 se formaría la banda King Oliver’s Creole Band, que incluía al mítico Louis Armstrong a la corneta. La banda se convirtió en la más conocida de Nueva Orleans, pero sería Louis Armstrong quien tendría más influencia y sería el encargado de cambiar el concepto del jazz hasta entonces conocido ayudando a crear, con el paso de los años, el swing.

La movilización de la raza negra perteneciente al sur de los Estados Unidos en busca de mejores condiciones económicas y una mejora de su forma de vida, ayudó a que los músicos de Nueva Orleans se trasladaran a otras ciudades y Chicago se convirtió en la nueva ciudad del jazz a principios de los años 20.

Pero la alegría y la explosión de los años 20 acabarían con la llegada de la Gran Depresión. Este periodo de tiempo afectó también a la cultura y por tanto, también al jazz. La improvisación colectiva característica del estilo Dixieland quedaría atrás y quedaría en el olvido durante casi diez años. En esta época el público quería olvidar la alegría de los años 20 y preferían las baladas y la música de calle. Sin embargo con la llegada de las Big Bands, se cambió el panorama y el jazz empezó a formar parte de la música popular y dejaría de ser solo una influencia.

A principio de los años 40 el saxofonista Charlie Parker, los trompetistas Miles Davis y Dizzy Gillespie y el pianista Thelonius Monk son los nombres que destacan dentro de un nuevo estilo llamado bepob o bop. Por esta época el jazz se elevaría a música de arte por lo que abandonaría la música popular y su público disminuiría drásticamente. Al bepob se unirían el cool jazz, representado sobre todo por Chet Baker, y el hard pop durante la década de los 50 y más tarde surgiría el free jazz, una nueva tendencia que llegó para quedarse donde destaca el saxofonista John Coltrane.

Ya durante los años 70 destaca un Miles Davis innovador dentro del bop, cool jazz, hard bop y free jazz mientras que en los 80 se rindió tributo al pasado, destacando Winston Marsalis quien rindió homenaje a Davis inspirándose en su manera de tocar.

La evolución del jazz desde 1920 hasta la actualidad ha sido intensa, surgían nuevos estilos que caducaban a los 5 o 10 años. El jazz es un tipo de música con carácter internacional y aunque su evolución en los últimos años está siendo lenta, no sabemos a dónde se dirigirá en un futuro.

A lo largo de toda la historia del jazz, numerosos fotógrafos inmortalizaron con sus cámaras los rostros de algunos de los que fueron tendencia dentro del mundo del jazz. Nosotros, por su trayectoria y la calidad de sus imágenes, nos quedamos con tres:

HERMAN LEONARD

Herman Leonard inmortalizó con su cámara a estrellas del jazz, mundo en el que entra de lleno a partir del año 1948. El objetivo de su cámara retrató a celebridades del jazz como Miles Davis, Dizzy Gillespie, Ella Fitzgerald o Billie Holiday.

Este fotógrafo trabajaba en gran formato con una cámara Speed Graphic 4×5” y sus fotografías te transportan a los clubs donde se realizó la toma ya que Leonard transmite a la perfección el ambiente, el humo y la emoción del directo.

En 1985 publicó su primer libro “The Eye of Jazz” y en el 88, realizó su primera exposición de fotografías de jazz en la Special Photographers Company en Londres. En 1989 expuso por primera vez en EE.UU y después realizó una gira a nivel nacional.

Las fotografías de jazz de Herman Leonard son iconos de los años 1940, 1950 y 1960 y se han convertido en objeto de colección. El Smithsonian tiene 155 copias fotográficas en su exposición permanente y su obra forma parte de numerosas colecciones públicas como Jazz at Lincoln Center, Nueva York, el Museo Ogden de Arte Sureño, LA, y la George Eastman House entre otras muchas.

JIM MARSHALL

Jim Marshall es un fotógrafo con 50 años de carrera a sus espaldas. Este fotógrafo estadounidense es conocido por retratar a estrellas de la música, sobre todo del rock aunque también realizó instantáneas a personajes míticos del jazz como John Coltrane, Miles Davis o Thelonius Monk.

Se le conoce por ser el fotógrafo más famoso y prolífico de todo el siglo XX y por su amplia trayectoria dentro del mundo de la fotografía musical.

Jim Marshall es el único fotógrafo galardonado con el premio “Trustee Award” tras su muerte, un premio Grammy honorífico otorgado por la Academia de Grabación a las personas que durante sus carreras musicales han hecho contribuciones significativas, aparte de las performance, a la industria.

WILLIAM CLAXTON

William Claxton siempre fue un amante del jazz. Con apenas 12 años se escapaba de casa para poder acudir al Orpheum Theatre y asistir así a conciertos de las estrellas del jazz del momento.

“Para mí, la cámara es como el saxo para un saxofonista; es una herramienta que querrías poder ignorar, pero a través de ella has de canalizar tus pensamientos y todo aquello que quieras expresar”

Charlie Parker, Dizzy Gillespie o Thelonius Monk fueron inmortalizados gracias a la cámara de Claxton pero son los retratos que realizó al trompetista Chet Baker los que catapultaron a ambos a la fama. Entre los dos surgió una estrecha relación y sus fotografías consolidaron al trompetista como la estrella del momento.

Falleció en el año 2008 pero sus fotografías llenas de magia, música y belleza le mantendrán siempre vivo en nuestro recuerdo.

Escrito por IRENE TIERNO (estudiante de periodismo)… muy buen trabajo amiga!

http://culturafotografica.es/fotografos-representativos-jazz/

 

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría ARTÍCULO PERIODÍSTICO en El Jazz que nos une.

A %d blogueros les gusta esto: